Liceo Bicentenario minero

Nuestro liceo

La motivación de nuestra unidad educativa, plantea una propuesta de enseñanza diferente con nuestros estudiantes, donde el rol pedagógico está orientado a desarrollar la autonomía del aprendizaje y las técnicas tradicionales de enseñanza que ceden paso al uso de metodologías activas, que fomentan y promueven la participación de los estudiantes, a la vez que facilitan la independencia en el proceso de aprender.

MISIÓN LBM

Misión

Otorgar formación valórica y profesional de excelencia a jóvenes de sectores preferentemente rurales, brindándoles la oportunidad de convertirse en personas íntegras, para desempeñarse exitosamente y contribuir, desde una perspectiva personal y profesional, al desarrollo de su familia y comunidad. Entendiendo el éxito como un logro compuesto por la suma de las fuerzas de quienes hacen posible el sueño LBM, que de un tiempo a esta parte permite que muchos jóvenes y jovencitas logren el desarrollo de sus metas no solo en lo académico, sino que en la claridad de sus prioridades a favor de la familia y de la vida.

Visión

Ser una institución reconocida como referente nacional en la prestación de servicios educacionales de calidad, inspirada en valores Humanista-Cristianos, destinada a potenciar el desarrollo del país, con énfasis en el sector rural, es nuestra visión. Esto repercute profundamente en las vidas de las personas de la comunidad en la que estamos inmersos, proveyendo de insumos no solo de conocimientos mínimo obligatorios, sino también de oportunidades para el ejercicio de los valores y del pensamiento productivo en comunidad. La visión es preciso compartirla sin reservas, para que, al ser partícipes todos de esta mirada, se torne en parte de la esencia e identidad de la comunidad.

VISIÓN LBM

Nuestra visión y misión está sustentada en la ley 20.370, la cual señala en su artículo 2 lo siguiente: “La educación es el proceso de aprendizaje permanente que abarca las distintas etapas de la vida de las personas y que tiene como finalidad alcanzar su desarrollo espiritual, ético, moral, afectivo, intelectual, artístico y físico, mediante la transmisión y el cultivo de valores, conocimientos y destrezas”. Aspectos que hemos considera son la formación valórica y el desarrollo integral de los estudiantes, consideramos que estos componentes permitirán a nuestros estudiantes desenvolverse de manera óptima en un mundo vertiginoso y que está en constante cambio.

Valores

Para el Liceo Bicentenario Minero S.S Juan Pablo II la formación en valores constituye un componente estratégico del trabajo educacional corporativo, reconociendo en ellos la guía para alcanzar los objetivos institucionales y la orientación del trabajo educativo.
Se definen seis valores institucionales que identifican al estudiante del Liceo Bicentenario Minero S.S Juan Pablo II:

honestidad lbm

Forma de vida, comprometida con la verdad, caracterizada por la congruencia entre lo que se piensa, se dice y actúa. 

En el sentido de una comunidad el trabajo colaborativo se cimenta en ella, ya que permitirá que los procesos se concreten de forma armoniosa y profesional, debido al compromiso por evitar que las metas se frustren, por falta de honestidad en las complejidades del camino.

responsabilidad lbm

Condición humana comprometida para responder ante sí mismo o ante los demás, por sus actos u omisiones, sean intencionadas o no intencionadas.

La formación de la responsabilidad nos posiciona como una entidad de aprendizaje que entiende un componente básico en el quehacer de las personas, es fundamental, esencial y necesario reforzar este valor.

Para nuestra institución, la seguridad es un valor emanado de la CMDIDC, donde se entiende, y se practica la diversidad de los procesos involucrados en la enseñanza y el aprendizaje con el prisma de la seguridad.                               

Nuestro colegio al ser Minero se identifica con esta parte de la cultura organizacional e irradia los elementos de la seguridad en distintos ámbitos, y en todas las asignaturas.

respeto lbm

Disposición para la compresión y aceptación de la dignidad de las personas como seres humanos, reconoce derechos y deberes, cultivando una actitud dialogante.

El respeto es un valor aplicable en todos los ámbitos de la vida, y no sólo se verbaliza, sino que diariamente se practica, el respeto ante todo, con los pares y con todos los integrantes de nuestra institución.

La pasión (del verbo en latín patior, que significa sufrir o sentir), es una emoción definida como un sentimiento muy fuerte hacia una persona, tema,
idea u objeto.

La pasión es una emoción intensa que engloba el entusiasmo o deseo por algo.

El término también se aplica a menudo a un vivo interés o admiración por una propuesta, causa, actividad, etc. En LBM vivimos con pasión, los Docentes demuestran su pasión por enseñar y en general los funcionarios realizan su labor con este importante componente de la vida.

Entendiendo a la escuela como centro de formación y socialización, especialmente en los estudiantes, es que se hace necesario destacar los aspectos positivos del quehacer, el trabajo logrado, las metas
alcanzadas, logros en lo artístico, deportivo, en el ámbito académico, etc., serán siempre motivo para “reconocer en el otro” sus aspectos positivos.

Esta práctica es extensiva todos los miembros de la comunidad, se propende a visibilizar en forma oral y a veces escrita lo bien que se pueden estar haciendo un determinado trabajo.

Sellos institucionales

El Liceo Bicentenario Minero S.S Juan Pablo Segundo, tiene los siguientes sellos institucionales, que son parte fundamental de nuestro quehacer educativo.

-Altas expectativas.
-Educación de excelencia
-Formación valórica
-Autonomía

Estos Sellos institucionales tienen la finalidad de ayudar a sus estudiantes a descubrir su proyecto de vida y trabajar en su concreción. El aprendizaje estará definido por la confianza y la autonomía que permita a los estudiantes enfrentar situaciones nuevas y resolver problemas, en ámbitos personales y profesionales.

Nuestros sellos institucionales se basan en la ley 20.370,la cual señala en su artículo 9 lo siguiente: “La comunidad educativa es una agrupación de personas que inspiradas en un propósito común integran una institución educativa. Ese objetivo común es contribuir a la formación y el logro de aprendizajes de todos los alumnos que son miembros de ésta, propendiendo a asegurar su pleno desarrollo espiritual, ético, moral, afectivo, intelectual, artístico y físico. El propósito compartido de la comunidad se expresa en la adhesión al proyecto educativo del establecimiento y a sus reglas de convivencia establecidas en el reglamento interno. Este reglamento debe permitir el ejercicio efectivo de los derechos y deberes señalados en esta ley”. Con esto queremos señalar que será toda la comunidad la que trabajará para que se logre el objetivo, teniendo como eje central la formación valórica.