Liceo Bicentenario minero

Liceo Bicentenario Minero Juan Pablo II impulsa estrategia para incentivar una buena convivencia escolar

Con el fin de poner en valor el respeto y la diversidad entre las personas, el establecimiento organizó jornadas escolares de concientización. La iniciativa, encabezada por la Fundación Educacional Collahuasi, incluyó la implementación de un espacio físico que fomente mejores relaciones interpersonales y la firma de un compromiso por la buena convivencia en la comunidad estudiantil.

El Liceo Bicentenario Minero S.S. Juan Pablo II -coadministrado por la Municipalidad de Alto Hospicio, Fundación Educacional Collahuasi y SNA Educa- conmemoró hace unos días la Semana de la Convivencia Escolar. La instancia permitió impulsar una serie de actividades enfocadas en generar nuevos espacios de concientización sobre seguridad escolar; buena convivencia entre docentes, colaboradores, alumnos, sus familias; y, sobre todo, el respeto en momentos donde la juventud ha limitado su contacto e interacción con sus pares.

Cabe destacar que desde el inicio de la pandemia y la suspensión presencial de clases, los niños y jóvenes se vieron afectados de manera directa en sus logros y aprendizaje, ello considerando la baja interacción social y estimulación entre ellos; y, por otro lado, la falta de espacios educativos para el desarrollo de habilidades prácticas y blandas que se podrían dar con la modalidad de enseñanza remota.

Goighet Andrade, directora del Liceo Juan Pablo II, explicó que la realización de estas jornadas ha considerado la entrega de material en cada nivel escolar, permitiendo exponer sus problemáticas y emociones. Además, los alumnos escribieron en cintas de colores un compromiso personal, de manera de contribuir a sentar las bases para un buen ambiente estudiantil.

Estas cintas fueron instaladas en una pérgola habilitada para la ocasión en el patio principal del liceo, creando una ornamentación visualmente amigable que pone en valor la diversidad y el respeto entre las personas. La estructura, bautizada como “Pérgola de la Buena Convivencia LBM”, funcionará como un espacio regular de uso y apropiación de los estudiantes, favoreciendo así la integración e identidad individual de cada niño y joven. 

Al respecto, el alcalde de Alto Hospicio, Patricio Ferreira, sostuvo que “cuando fomentamos una buena convivencia escolar, debemos destacar la importancia del diálogo, el respeto y la construcción conjunta que debe darse entre todos los actores de la comunidad escolar. En la medida que esta interacción constructiva funcione, tendremos una mejor formación para quienes soy hoy el futuro de Alto Hospicio”.

Durante el acto inaugural de la pérgola, se firmó un acuerdo por la sana convivencia, a través del cual se buscará reforzar el compromiso de toda la comunidad del Liceo Juan Pablo II -estudiantes, padres y apoderados, administrativos, Municipalidad de Alto Hospicio y Fundación Educacional Collahuasi- por trabajar y garantizar un ambiente sano y cordial al interior del plantel educativo.

“Este compromiso nos invita a respetarnos y querernos. Más que una comunidad escolar, somos una familia. En nuestro liceo, se dan muy buenas relaciones humanas, gracias a la educación que nos dan nuestros docentes y directivos, además de la confianza que todos hemos construido”, planteó Patricio Jara, presidente del Centro de Alumnos del establecimiento hospiciano.

Por su parte, César Gavilán, director ejecutivo de la Fundación Educacional Collahuasi, indicó que la firma de este compromiso es para “trabajar por espacios más saludables y amigables para el retorno a clases. Todos somos diferentes, pero es necesario sentirnos parte, conviviendo de una manera enriquecedora. Para vivir, es clave poder convivir y esa es una de las habilidades que fomentamos en nuestros estudiantes”.